domingo, marzo 01, 2009

Un instante en el silencio...

Comenzamos buscando sortilegios
creciendo, Cayendo
los pájaros de la noche se fundieron en silencios
la aurora no despertaba
Nos fundimos en la distancia
compromiso externo, gris, negro
ausencia desmedida de besos
trajo consigo algo de muerte
sin esperanzas de resucitar
por instantes, el infierno era lo único que quedaba
Desarme de sentimiento liados a cada cuerpo
Inertes, ausentes, fríos, benevolentes
preciso instante en el que te marchaste

4 comentarios:

Jesus Dominguez dijo...

Precioso. El ritmo está muy conseguido y es bellísimo pero, ¿sabes qué es lo que más me ha gustado?... ¿no?... que hayas vuelto.

Un saludo desde Sevilla.

Jesús Domínguez

Atenea dijo...

jajajajajaja Qué lindo vale! Gracias :D No me he ido, siempre leo sus comentarios, pero las musas a veces pasan de mi y me mantengo al margen.
Un enorme abrazo!

Nicolas dijo...

lindo lo que escribiste cargado de nostalgia y de pena.

Toda marcha es peredr algo de uno mismo

JuanMa dijo...

Hay ausencias que dejan un hueco enorme...

Besos.