lunes, octubre 19, 2009

la inmensidad sólo la vivo cuando me quedo perdida en tu mirada...
y en unos ojos que piden a gritos que no me vaya...

2 comentarios:

JuanMa dijo...

Hay miradas que lo dicen todo...
(Y nos dejan sin palabras).

Besos.

mucho_que_contar dijo...

Saludos cordiales. He descubirto tu blog por casualidad y quería felicitarte por él. En esta entrada dices verdades grandes con palabras cortas. Muchas veces una mirada puede encolerizarte o enternecerte y cuando alguien está incubando el germen del amor, las miradas se hacen más intensas aún.

Te seguiré leyendo. Saludos desde España